miércoles, 13 de mayo de 2009

LA RUTINA DE LA MUJER


¿Cuántas veces nos quejamos de la rutina? ¿Cuántas veces ya cansadas de esa rutina caemos en depresión?

Siempre he pensado que nosotras las mujeres tenemos la solución en nuestras manos, aun antes de que un problema empiece.


Caemos en la rutina, porque la mayoría de veces, pensamos equivocadamente que cuidando del hogar y nuestras obligaciones estamos cumpliendo con una obligación, pensamos también que cuidando nuestra apariencia física externa, es suficiente para mantener nuestro matrimonio.

Muchas veces en nuestro afán por sentirnos mejor, recurrimos a cosas que a la postre no nos dejan ningún beneficio, sino más bien nos deja ese sabor amargo que tenemos que digerir solas, porque todo lo que hacemos tiene sus consecuencias, o sus beneficios, muchas veces perdemos nuestra estabilidad porque pensamos que tenemos la razón, porque solo nos damos cuenta de los errores de nuestra pareja, no nos damos cuenta que en mayor o menor grado, también nosotras estamos fallando.

No pensamos que a nuestra pareja, también le gusta sentirse apoyado, sé que esto suena muy drástico, pero es una realidad que existe, que está presente en muchos de los hogares, nos conformamos con abrir la mano para recibir lo que nos puedan dar, nos conformamos y hasta nos sentimos felices de tener a alguien que provee de todo lo que es necesario para los gastos de una casa, mientras tanto, nuestra autoestima se lastima, porque muy en lo profundo sabemos, que estamos siendo solo eso, lo que no queremos ser, "la que cuida esposo e hijos, la que cocina y limpia".

Si, ya sé que esa es una obligación de nuestra pareja, "mantenernos" pagar por todo lo de nosotros, pero amigas hermosas, cuantos talentos, cuantas profesiones hay encerradas en una casa, cuidando de los más mínimos detalles de nuestro hogar, cuidando porque nuestro hombre este cómodo y complacido con los cuidados del hogar y de los hijos.

Siempre he pensado que cuando una familia se empieza, pasa por diferentes etapas, cuando los hijos están pequeños necesitan de los cuidados de la madre, las razones sobran entre ellas podemos considerar que el cuidado de los niños requiere de una entrada de dinero extra a la casa, porque la niñera también necesita de un sueldo y no, no estoy de acuerdo en trabajar sólo para pagarle a una niñera, en todo caso mejor es "sacrificar" una carrera, una profesión y cuidar de nuestros hijos en sus años tempranos, muchas veces tenemos la bendición de tener a la familia cerca y podemos buscar el apoyo necesario en beneficio de nuestros hijos

Muchas veces escuchamos mujeres quejarse por la ruptura de un hogar de muchos años, porque la pareja finalmente se "canso" de la rutina y se va en busca de otras emociones.

Por otro lado, podemos también encontrar mujeres que después de muchos años de estar dedicada a su hogar, de "haber entregado todo" después de haber dedicado los mejores años de su vida, se da a la aventura de conocer "un hombre maravilloso" con el que conoce y siente emociones que "hace mucho tiempo no sentía" se siente amada e importante, porque en ese "hombre maravilloso" recibe lo "mas lindo" desde "un buenos días mi cielo" hasta los mas seductores elogios, pero resulta que ese "hombre maravilloso" es también casado, y esto solo viene a agregar mas estrés a nuestra vida, nos sentimos enamoradas de una fantasía que esta sólo en una pantalla, o que esta sólo en una cama de motel, pero el regreso a nuestra vida diaria, nos lleva de golpe a la realidad.

Si nos sentáramos enfrente de un televisor por largas horas del día, si empleamos ese tiempo que lastimosamente perdemos conociendo "buenos amigos" por el Internet, si nos tomamos ese tiempo en conocer más de nosotras mismas, en descubrir que nos gustaría ser y hacer, en sentirnos útiles, no por nuestra pareja, pero si por nosotras mismas, para sentirnos orgullosas de nosotras mismas.

De sobra sabemos que esto no es algo que nos garantice que estaremos con nuestra pareja "hasta que la muerte nos separe" pero si debemos aceptar que si un día nos vemos solas con nuestros hijos, estamos preparadas para hacerle frente a la vida.

¿Fácil? No, no mujer, porque nada es fácil, todo comienzo es duro, porque los males del Corazón no los alivia una profesión, pero si nos da la opción de estar preparadas, materialmente hablando para depender de nosotras mismas, nos da la opción de demostrarnos a nosotras mismas, que "con él o sin él" podemos sobrevivir y ser autosuficientes para nosotras y nuestros hijos.

Luchemos por nosotras mismas, luchemos por nuestra dignidad y autoestima, porque después de todo, para nadie en el mundo eres tan importante como lo eres para ti misma, mujer, el mundo es nuestro, arranquémosle la porción que por derecho nos corresponde, miremos a la vida con amor y optimismo en pro de los que amamos, pero más que todo, por nosotras mismas, después de todo mujer, el mundo no sería el mismo sin nosotras


indiarubi